El enfoque de temas como el trabajo en grupo y la reacción a la frustración aumenta las posibilidades de contratar el empleado ideal.

Como ya hemos dicho en incontables ocasiones, en la primera fase de cualquier empresa, los equipos precisan tener personal flexible que actúen en múltiples frentes. En un caso así, un fallo en el proceso de contratación puede afectar, y mucho, a la compañía.

Esto aumenta la relevancia de un proceso de selección estricto – y una buena entrevista. Hacer las preguntas adecuadas hace al aspirante compartir sus experiencias y hace más simple identificar el profesional con el plus compatible para la plaza libre. Las próximas 5 preguntas te asistirán a elegir la persona más conveniente para tu empresa.

1. Lo que más puede interesarnos en este proceso de selección es descubrir las metas del aspirante. ¿Cuál es su objetivo profesional? En esta pregunta es posible valorar qué busca el aspirante y si su objetivo está online con lo que la compañía busca.

2. Describa una situación en la que haya una diferencia de opinión entre la tuya y la de los aspirantes. El propósito del reclutador es valorar qué grado de flexibilidad tiene el aspirante en el momento en que una de sus ideas se opone a la de los responsables del negocio.

3. Haz que te cuente una experiencia en la que tuviese la necesidad de mudar sus acciones para conseguir los resultados convenientes de un proyecto. Los cambios de dirección a lo largo de la realización de un proyecto de forma frecuente son precisos. Por esto es esencial identificar a los aspirantes que se ha centrado en resultados y su capacidad para crear en situaciones inopinadas.

4. Haz que te describa un instante de frustración en el trabajo en grupo y lo que hizo para solventar la situación. La capacidad de compromiso entre los empleados es esencial para el éxito de un proyecto. El propósito es valorar de qué forma el aspirante se integra con el conjunto y supera las contrariedades de la convivencia.

5. ¿De qué manera encaras los desafíos? Con este tema es posible medir si el aspirante es capaz para encarar los desafíos que debe demanda el puesto. Las nuevas empresas dejan que los empleados traten de forma directa con el desarrollo de proyectos y la organización de áreas, dándoles más autonomía. Como no pueden ofrecer altos sueldos, las startups emplean esta función para atraer talento.

¿Qué te ha parecido?