Tener buenas ideas es esencial para el desarrollo de un start-up. No obstante, no siempre y en todo momento la mejor idea del planeta puede triunfar, sobre todo en la mitad de un mercado lleno de emprendedores creativos y con conceptos renovadores. Más esencial que la idea, es ejecutar el plan con maestría, sosteniendo una consistencia y disciplina para sostener el negocio en el centro de atención.

Una de cada 4 start-ups cierra sus puertas en menos de un año. Esto nos enseña de qué manera la supervivencia de una compañía depende de una serie de variables como la inteligencia de mercado, la inteligencia sensible, las buenas conexiones y la fortuna aun y, habitualmente, el defecto primordial está envuelto en simples y comunes fallos que impiden un arranque para localizar la receta para el éxito.

Hemos elegido cinco fallos responsables de comprometer el funcionamiento de los proyectos en su comienzo. Si cometéis alguno de ellos es posible que os estéis suicidando, empresarialmente hablando.

No hallar un nicho de mercado:

Muchos empresarios, por miedo a meditar “en pequeño”, comienzan a agredir todo el mercado y acaban por establecer un nicho inicial. La carencia de enfoque, en especial en los primeros meses de una start-up, suprime cualquier posibilidad de planificación. Aun si deseas competir en aguas disputadas, es esencial localizar el nicho más apropiado. Recuerda que hasta Fb empezó siendo pequeñísimo, en un dormitorio de Harvard.

Dejar el control financiero de fondo:

Hay que tener un medio de negocio escalable, poniendo en práctica las ideas mediante un plan sustentable. No obstante, estas acciones pueden no ser siempre y en todo momento efectuadas — hecho derivada de la carencia de planificación financiera y, en consecuencia, inconvenientes con el flujo de efectivo.
Recuerde que las start-ups de tecnología son conocidas por sus bajos costos de mantenimiento y por el desarrollo veloz y rentable. Por tanto, absolutamente nadie va a estar interesado en invertir en un emprendedor que no sabe cuando menos la condición financiera de su puesta en marcha y de qué forma lograr la rentabilidad de su empresa.

La baja productividad afecta a la empresa:

La productividad siempre y en todo momento va a ser la clave para el éxito de cualquier empresa. Mas cuando las teclas están marchando mal, es preciso repensar nuevas formas de abrir la puerta de las buenas ofertas. Si su empresa está en inconvenientes, considere hacer campañas de incentivos o bien acciones que cambian esta senda y no afectan los resultados aguardados por cada conjunto.

No hacer cambios, mentalmente hablando:

Cada hora, una idea se queda trasnochada a los ojos del mercado. A lo largo de este periodo, se suceden nuevas transformaciones y necesidades y grandes y pequeñas empresas que no se ajustan a las nuevas demandas se quedan fuera.

Si verdaderamente eres una parte de una compañía que piensa a lo grande, has de saber que ninguna gran idea está protegida del mercado. Uno de los ejemplos más atractivos de la relevancia de sostener la siempre y en todo momento la cabeza en la tierra es el éxito en taquilla que tuvo la ocasión de adquirir Netflix por dólares americanos 10,000,000, mas hizo la elección equivocada.
No tener una plataforma de automatización:

El enorme fallo de las start-ups es no admitir que la tecnología puede ser un aliado esencial para el negocio. Conforme los especialistas, la automatización de procesos es la única forma de satisfacer la demanda de los clientes del servicio con eficacia y calidad, entendiendo sus puntos fuertes y dando soluciones convenientes. Por tanto, no te olvides de seleccionar la plataforma conveniente, en tanto que asimismo va a decidir el tiempo de supervivencia de la compañía en el mercado!

Por qué fracasan la mayoría de startups
4 (80%) 1 vote