7 de cada 10 personas están insatisfechas con el trabajo actual. Una de las razones de su insatisfacción es el no reconocimiento de sus jefes y colegas. Ciertas personas acaban sintiéndose invisibles o bien ignoradas en el sitio de trabajo.

Si bien sean dedicados y trabajan bien, ciertos profesionales jamás son felicitados por sus jefes. Este es un problema enorme. ¿De qué forma superar esto?

Lo cierto es que conseguir reconocimiento en el trabajo a cualquier costo es un inconveniente de madurez personal y profesional. No se puede trabajar aguardando esto. La mayor parte de las veces, el hecho de que te sientas frustrado es una parte del inconveniente.

Esto es algo duro de leer, mas es la verdad. Y hay más: gente disgusta con el trabajo apenas son capaces de conquistar el éxito por el hecho de que el éxito demanda madurez y esta madurez se identifica por la satisfacción personal, reconocimiento de terceros independiente.

En otras palabras, el éxito les viene más sencillamente a quienes se planean apropiadamente y que pueden cumplir con sus labores por el hecho de que les agrada lo que hacen. Desarrollar autonomía y saber cuando hacen un buen trabajo. Y que el jefe lo contemple, es solo un bono.

Ahora que entiendes que el reconocimiento puede no ser culpa tuya sino más bien de tu cabeza, debemos decir otra verdad: si bien madures, puede seguir tu insatisfacción profesional. Por ende, solo se puede mudar la imagen de 2 formas. Los dos tienen sus peligros, mas es fugaz y la otra, permanente.

La primera es lograr otro trabajo donde la gente te reconozca. Un sitio donde tu jefe es justo y tus compañeros te den su apoyo. Mas el interrogante es ¿dónde? No todas y cada una de las compañías son iguales, mas como alguien siempre y en toda circunstancia corre el peligro de no tener reconocimiento en el trabajo.

La segunda es que no dependas de absolutamente nadie para sentirte satisfecho. Esto es crear un sistema donde seas el único responsable de tus resultados. Un sitio donde no dependas más de jefes, intercesores, los burócratas. Un ambiente donde crees tus reglas y te sientas feliz de estar haciendo lo que te agrada. ¿Has aprendido de qué manera comenzar un negocio?

En el primer caso, se edifica el sueño de alguien más. En el segundo, tu sueño. Primeramente, eres un empleado. En el segundo, eres tu jefe.

En el siglo veintiuno, gente de todo el planeta está encontrando libertad, satisfacción en el trabajo y más beneficios. Semeja estar despertando de un sueño profundo, ver vida, ver otra forma más allí. Y asimismo lo hacen en pos de más satisfacción en el trabajo.

Y lo interesante es que, habitualmente, el empresario hace menos que un ejecutivo mas lo hacen felices por el hecho de que están encontrando la independencia que les da ser sus jefes.

¿Qué te ha parecido?