Ciertas personas piensan que se puede nacer siendo emprendedor, tal y como si se tratase de algún género de lotería genética, que te hace ser mejor o bien más inteligente que el otro.

Mas me niego a admitir que el ADN es vital, pues sería abandonar a la libertad de elección y la capacidad humana de decidir su destino. Y, además de ciertas salvedades, creo que el emprendedor se forma con un sinnúmero de duro trabajo y aprendizaje. La fórmula tradicional de noventa y nueve por ciento transpiración y 1 por ciento inspiración prosigue siendo muy válida para mí.

Con lo que salvo que desees proseguir aguardando una posible suerte genética en tu reencarnación, creo que eb y comenzar a trabajar en él tan pronto como te resulte posible.

Y para aquellos que desean cumplir con este reto de crear una compañía y mejorar, existen muchos comportamiento interesantes que asisten a prosperar la eficiencia personal para conseguir los objetivos. En inglés la palabra “mindset” es como una filosofía o bien una forma de ver las cosas desde determinado punto de vista, una línea de argumento.

Y creo que todo el planeta puede- y debe-desarrollar su “mentalidad”. Mas ten cuidado: el viaje es largo. Has de ser paciente y persistente. Si tu “mindset” es poco profunda, tomada de algún libro, o bien copiada de un vecino, no vas a pasar por la prueba de tensión. La experiencia debe vivirse, debes llevarla tatuada, grabada en el subconsciente. Todo se germina en los hábitos, en la perseverancia.

Ahora os dejo con mi particular lista de herramientas para lograr poder batallar por este sueño. Herramientas que indudablemente os asistirán a poder llegar al final de ese camino que tanto deseáis.

1. Mantén el pensamiento en las soluciones- y no en los inconvenientes. En suma, de nada vale lamentarse con lo que se podría haber hecho. Tras pasar el tiempo que precises llorando por el descalabro, normal, a propósito, busca centrarte en lo que debes hacer para salir de la situación. ¿Todos hemos leído y escuchado mil veces esta oración, verdad? Es la verdad.

2. Cree en tus capacidades y conocer tus restricciones. Es bien difícil que el camino más corto te lleve a donde deseas. En general acostumbra a ser un camino largo, duro y lleno de contrariedades. Conocerte a ti te asistirá mucho.

3. Aprende a manejar el riego. Esto no quiere decir que debas jugártelo todo a la ruleta. Tampoco debes ver esto como un peligro. No obstante, si deseas mejorar, es una necesidad para comenzar a tener una ocasión. Lo antes posible comiences, ya antes apremderás, debes adiestrar como el que va al gimnasio a adiestrar sus músculos. Debes empezar con pequeñas pruebas, observar el resultado, aprender y de este modo ir ganando confianza en habilidades y asimismo reconocer cuando precisas ayuda.

4. Estar abierto a fallos. El fallo es inherente a todo, ineludible. No conozco ningún género de peligro que no conlleve algún fallo. Y aceptar los fallos tan pronto como resulte posible deja aprender y moverse más veloz. Acepto que es una de las cosas más bien difíciles de admitir.

5. Dedicar tiempo – y dinero – en el conocimiento. Esto es lo más ameno para mí. Por poner un ejemplo, me agrada observar a personas que hacen trabajos geniales, singularmente artesanos. Estimar la perfección, la cultura, las tradiciones, los detalles. Muchas ideas brotan precisamente en estos instantes de libertad mental. El conocimiento no es solo un colegio: asimismo significa viajar, visitar museos, charlar con gente interesante, participar en debates, conocer otras etnias. Creo que, aparte de que la vida sea más entretenida, asimismo puede tener una ventaja cualitativa sobre los contendientes. Crear más y mejor. El conocimiento es un valor extraño en el planeta de el día de hoy.

6. Disciplina, horarios y rutinas. Son herramientas que asisten a la productividad. Las personas como , con atención y gran distracción, precisan estas rutinas para sostener la atención. Cómprate una pequeña libreta y apunta. Si bien no lo creas te asistirá considerablemente más de lo que te imaginas.

7. La calidad de vida es mucho más esencial que amontonar posesiones. Sostener apariencias supone mucho trabajo, un desgaste inútil de energía. Es más razonable vivir de una manera fácil y no perder el tiempo tratando de ser lo que uno no es. Debes enfocar tu vida, y no meditar en la vida de los otros.

¿Qué te ha parecido?